El Grabador Mayor. Legado de Jerónimo Antonio Gil

Galerías de la Antigua Academia de San Carlos
noviembre 2015 - marzo 2016

VER RECORRIDO 360º

Esta exposición muestra aspectos de las condiciones en que se organizó y comenzó a trabajar la Real Academia de San Carlos de Nueva España a partir de la iniciativa de un gran artista, administrador y educador: Jerónimo Antonio Gil. Aquí pueden verse tanto sus obras como otras de sus discípulos directos; también aspectos de la continuidad de sus enseñanzas a lo largo de más de dos centurias. El propósito de la Coordinación de Investigación, Difusión y Catalogación de Colecciones es entablar un diálogo entre los acervos y la producción artística actual, mismo que queda abierto en esta exhibición gracias a la participación de los profesores del taller de grabado y el colectivo La Inmobiliaria, conformado por alumnos del posgrado de la FAD.

En el siglo XVIII, el racionalismo y el avance de las ciencias y la tecnología determinaron un proceso de reconversión que iba de la productividad rural a la industrialización urbana. El impulso intelectual —base del movimiento naciente, la Ilustración— ponía en el centro del conocimiento a la razón en contra de la noción precedente, focalizada en la experiencia.

Como expresión simbólica de ese proceso se configuró el Neoclasicismo, que postuló la necesidad de elevación espiritual de la sociedad de acuerdo al cánon de la antigüedad greco-romana: “la noble simplicidad y la serena grandeza”. Dicha máxima implicó la necesidad de difundir los paradigmas de acuerdo a un programa riguroso de enseñanza encomendado a las academias de arte.