La medida de todas las cosas: Dibujo de la figura humana en la Academia de San Carlos

Galerías de la Antigua Academia de San Carlos
septiembre 2015 - octubre 2015

Las academias de arte se originaron en ciudades como Florencia y Roma, donde se formó una nueva clase social consolidada a partir de riqueza, poder e influencia. Dichos grupos sociales buscaron la promoción y el cultivo de la cultura humanística de acuerdo a la “poética” aristotélica y a los modelos grecolatinos, mismos que impactaron en la concepción del cuerpo humano.

El recurso fundamental para tal efecto es el dibujo, columna vertebral de las artes figurativas, pintura, escultura y artes decorativas.

Las Academias

Los primeros esbozos de la institución académica se dieron en el siglo XVI en Florencia y Roma pero fue hasta el impulso neoclásico, y la Ilustración que influyeron todo el Occidente. En España proliferaron como parte de las reformas económicas de los borbones que actualizaron el imperio económica y culturalmente. Bajo esa iniciativa se fundó la Real Academia de San Fernando de Madrid en 1744 y en 1783 la de San Carlos de La Nueva España. Para los artistas, éstas significaron su reubicación social: las artes entraron en la esfera del conocimiento, se asumieron los paradigmas del “Buen Gusto” y controlaron el desarrollo urbanístico, las comisiones de obra pública, la enseñanza y producción artística.